¿Los teléfonos deberían ser útiles por 15 años?

Comparte

En nuestra vida cotidiana tenemos un cambio de teléfono inteligente más o menos cada dos o 3 años, y quienes pueden permitírselo hasta cada seis meses (sin exagerar). Y quizá no lo habíamos pensado o era un secreto a voces, pero pudiera ser que las grandes compañías se encargasen de programar nuestros dispositivos para que en un futuro tengamos que cambiarlo si o si por uno mejor.

Benito Muros, presidente de la Fundación Energía e Innovación Sostenible sin Obsolescencia Programada en un artículo para El País menciona lo siguiente:

«Si no existiera la obsolescencia programada, un teléfono tendría una vida útil de 12 a 15 años»

También menciona que la mayoría de las veces que nuestro teléfono se ralentiza con el paso del tiempo es muy normal para nosotros, o eso quieren que pensemos.

De acuerdo con esta información se puede decir que si y no están programados así. Pensemos un poco. Los dispositivos que salen el día de hoy están hechos con características que les permiten funcionar con el entorno en el que vivimos, por ejemplo, hoy un teléfono con 16 Gb de memoria interna se comienza a quedar atrás porque hay más apps que por el hecho de tener más y mejor tecnología requieren mayor almacenamiento. Esto nos lleva a tener que elegir un smartphone que pueda soportar esa carga ¿no lo creen? Y de verdad siento que 12 o 15 años para un smartphone actualmente es una exageración.

No se justifica para nada el que compañías te ralenticen el equipo con sus actualizaciones de software (coffcoffApplecoffcoffSamsungcoffcoff) porque eso ya es jugar con el cliente de mala manera.

En resumen, está bien cambiar un smartphone si ya no soporta la carga de trabajo que el usuario exige, pero si tu dispositivo te sigue satisfaciendo y cumpliendo su trabajo úsalo hasta que ya no sea así. De cierta manera nosotros mismos malacostumbramos a las compañías y ellas se aprovechan de ello.

En fin, tú que piensas al respecto de este tema bastante interesante. Te esperamos en los comentarios.

Deja un comentario