banner de consentimiento

“Apple trabaja en el control de salud y desempeño de las baterías”

Comparte

Durante el año 2017 y comienzos del 2018. Surgió un escándalo en el entorno de Apple y sus baterías, pues la compañía admitió que a través de actualizaciones implemento la limitación de frecuencia de trabajo en los procesadores de sus iPhones con baterías que estuviesen funcionando con menos de un 80% de su capacidad para garantizar que dichos dispositivos no se reinicien o apaguen de forma abrupta.

¿Cuál sería el problema  entonces? El problema sería que lo hicieron sin notificar ni consultar la decisión con los usuarios, sin darles la oportunidad de decidir si preferían correr el riesgo de que su celular pudiera apagarse, pero que no dejaran de ser tan rápidos como lo eran siempre. Afortunadamente, en la actualización de iOS 10.3 llegara la oportunidad de cambiar esta decisión.

Apple ha declarado el sentirse muy arrepentido en no ser transparente con los usuarios en el pasado, especialmente tratándose en la limitación de frecuencia de trabajo de sus teléfonos sin previo aviso o consulta. Pero según en la segunda beta de iOS 10.3, la compañía con sede principal en Cupertino, California, incluirá la función llamada “Battery Health” la cual llevara el control de la salud y  el desempeño de la batería del iPhone.

Battery Health seguirá de cerca dos parámetros en particular: Capacidad Máxima y Rendimiento de la batería. La Capacidad Máxima se medirá desde el momento de su primer encendido. Las baterías llegarán al usuario al 100% de su capacidad. Lógicamente, este parámetro irá disminuyendo con el correr del uso y los ciclos de carga.

El segundo parámetro es el Rendimiento y este reporta en tiempo real si el iPhone en cuestión es capaz de mantener la exigente frecuencia de trabajo de su procesador en el estado actual en el que se encuentra la batería. Si el rendimiento es normal, entonces no es necesario realizar ningún ajuste ni modificar nada en el menú de configuraciones. Pero si el Rendimiento Pico no se alcanza, el iPhone involucrado podría experimentar apagones abruptos.

Para evitar dichos apagones es que (Battery Health) actúa con la herramienta “Administración de Desempeño”. La función viene activada por defecto y puede desactivarse cuando el usuario así lo prefiera. Esta herramienta se asegura de que, sin importar la Capacidad Máxima de la batería, el Rendimiento se mantenga a la par, lo que se traduce en la actual polémica política de rendimiento: si la batería comienza a funcionar por debajo del 80% de su Capacidad Máxima, Battery Health limitará la frecuencia de trabajo del procesador para evitar que el dispositivo se reinicie o apague solo.

Deja un comentario